Perros robot

Los perros robot son el regalo ideal para un niño que desee un juego divertido pero que a la vez ame a la robótica. Una mascota robótica está muy de moda últimamente y más tomando en cuenta todas las funciones que han logrado ir haciendo con respecto al paso del tiempo.

Es por eso que los perros de juguetes de este tipo tienen la facilidad de convertirse en un regalo muy especial y fácil de disfrutar. Estos juguetes autónomas serán el centro de la atención de los más pequeños las veces que desees para tus hijos.

H2. Perro robot Teksta

El perro robot Teksta es un perro interactivo que te podrá obedecer con órdenes de voz y con el movimiento de la mano. Este juguete además reacciona cuando lo tocas, por lo que dependiendo de la orden que le des te seguirá.

Mide unos 18 cm y viene con un hueso y una pelota para que se juegue con el mismo. Entre las muchas acciones que puede hacer se encuentra el dar volteretas, mover la cabeza, sentarse, y hasta mover las orejas y la cola.

Otro dato muy curioso es que puedes descargarte su App gratuita para Android o iOS para que puedas personalizar algunos detalles, y que haga nuevos trucos. Este juguete es ideal para los niños entre 5 y 8 años, puesto que es un robot mascota sencillo y que corresponde a la perfección para el entretenimiento de este rango de edad que es su público base.

No obstante, no es muy recomendable para niños de 9 años en adelante porque lo más probable es que se aburra con facilidad de éste.

H2. Perro juguete robot

Un perro juguete robot necesita de varias características antes de que te atrevas a comprarlo, estos detalles harán de su uso mucho más sencillo para el niño en todo momento. Por lo que vale la pena tomarse un tiempo para analizarlo por completo.

  • Baterías: Para comenzar cuidado con el número de pilas que necesita el juguete. Hay muchos modelos que tienen tantas funcionalidades que demandad de una cantidad excesiva de pilas, y al tener tantos movimientos y funciones las mismas se descargan con facilidad. Por eso lo mejor es un modelo con las pilas necesarias, y que uses pilas recargables.
  • Calidad: Otro detalle es que necesita ser un robot de juguete que tenga una contextura buena. No solo basta con que sea bonito o que tenga muchas funciones porque al final del día hay que recordar que está destinado a niños, y que estos lo pueden dejar caer con facilidad.
  • La opinión del niño: Hay que dirigirse por los gustos del niño, porque después de todo es a este al que se le estará haciendo el regalo. Es buena idea que vea los modelos disponibles en el mercado, y tomes en cuenta lo que le llama o no la atención.

H3. Perro robot zoomer

El perro robot zoomer es otra opción para los niños que deseen un juguete interactivo. Posee algunos trucos como los de imitar a un perro de verdad y la de traerles la felicidad a los niños de esto, pero sin tener que cuidarlo de la misma forma que uno, como es evidente.

En este caso el niño podrá hacerlo mover su cola, seguirlo, hacerse el muerto, cantar y hasta fingir que está haciendo pipí. E incluso con tan solo enchufarlo es posible que se estire con el niño nada más al despertarse.

También si se le presiona con suavidad en la cabeza podrá el niño pedirle que realice alguno de sus trucos, y es que está en la posibilidad de responder a más de 50 ordenes en totalidad. Asimismo es un juguete con la capacidad de reconocer la voz mediante a la incorporación de su chip. Así que cuando el niño le dé órdenes con la voz, también obedecerá con facilidad.

Otro punto positivo de éste es que puede reconocer 3 idiomas, los cuales son español, inglés y francés. Lo cual permite que los niños aprendan más de estos idiomas al darles órdenes. El idioma que emplea cambiará con tan solo apretar el botón de su panza. La edad mínima para la que se encuentra recomendado es la de 5 años.

H3. Perro robot chip

Otra de las alternativas en esta categoría recae en el perro robot chip, el cual también tiene la capacidad de comportarse como un perro de verdad. El mismo puede seguir con facilidad las órdenes que se le den, y hasta las órdenes que se le den por órdenes de voz al reconocer los comandos por voz.